Los pisados. (¿mito o realidad?)

 

Erase una vez, en la población de una particular porción de tierra, ubicada en el centro de América, entre el Pacífico y el Atlántico, llamada “La Pisada”, que dicho sea de paso, se le nombro así, causa de que el primer español en visitar estas hermosas tierras (y no precisamente en buen alid) fue el aclamado conquistador, le nombraban en España, Cristobal Corleón. Mismo quién tuviera la iniciativa de nombrar a dichas tierras como anteriormente se explica, o posiblemente al reflexionar en las frases: “aquí pisamos por primera vez tierra” ó “nuestra primera pisada” o de repente “qué pisados!, llegamos!”, quien sabe..

“los pisados” como sería el gentilicio del hermoso pueblo del cual hablamos, han sufrido muchas desaveniencias desde que fueran conquistados, digamoslo así. Y para no ahondar en el tema y trasladandonos al tiempo actual, los pisados hoy por hoy, se encuentran… ídem. Han surgido calamidades naturales en las últimas semanas que dejaron destrozos, caos y más pobreza, entre otros vejamenes. Aunque se trata de un pueblo aguerrido y luchador y por supuesto ha sabido levantarse de varias visicitudes a lo largo y ancho de la historia, siempre han habido pisados salidos de la tangente, controversiales, antipáticos, retrógradas, inconcientes, desconsiderados, en resumen, unos cerotes.

Se ha discutido por mucho tiempo, cómo poder segmentar a “los pisados”, es decir, ya que se ha desvirtuado por mucho el adepto con el que les vengo hablando, sin embargo y haciendo un ejercicio rápido con el cual al mismo tiempo exhorto a los doctos en correcciones, que los segmentemos de la siguiente manera:

* “Los mayores pisados”:

Son los que se han cagado en el pueblo desde siempre. Desde los mejores caudillos pseudo líderes que mandaban a matar a la gente si no se cumplía lo que dictaban. Actualmente, éstos se encuentran a disponibilidad desde los puestos mas jerárquicos que puedan imaginarse, algunos han escalado aún mas, ya que se les puede categorizar en el grado de “gran cerotes”; “pisaditos” (no se vayan con la finta, el diminutivo es paradójico en base a su interpretación) o también “hijos de setenta p*tas” (éste se ha utilizado en casos especiales y muy frecuentemente.

* “Los pisados inadaptados”:

Generalmente podemos reunir a la mayor calaña de manos sucias y negras, que se han cagado en todo, digamos, los asesinos, violadores, ladrones y los mareros, que de paso estos ultimos, son los mas aborrecidos y tachados por el poblado en general.

(entrando en bases positivas)

* “Los buenos pisados”:

Que son la mayoría de personas decentes y trabajadoras que hasta les podés decir a modo de cariño: “que cabrón ese pisado”; ““bueno, el pisado”, entre otros. Entiéndase que a ellos sí se les invoca de una mejor forma.

* “Los mas pisados”:

Incurren en esta categoría las porciones más jodidas y desamparadas. Las personas que han nacido sin nada… pisados desde el inicio, desde su concepción. Específicamente en estos días y OJO, con sumo respeto, son los que mas han sufrido las tragedias naturales y la pobreza extrema…

foto obtenida en: http://boston.com/bigpicture

… por eso, se rinde pleitesía y homenaje a estos últimos, que son realmente el alma de este gran pueblo, de esta gran paleada nación, de este gran conglomerado llamado Guatemala. (sí, mentí; ellos nos son verdaderamentes pisados sino Guatemaltecos de pura cepa)

Fin.

P.D.: Hay una mujer en especial a quien se le llama “vieja pisada”; “ah! mujer mas pisada” y generalmente “fea la pisada” que su nombre empieza con “S” y termina…. termina de cagarse en todos, jajaja.