“Estado de Calamidad” …va, está bueno.

 

foto/caricatura de:

Esta medida fue decretada para contribuir en la prevención y mitigación de la influenza A (H1N1), la cual según , todavía requiere de seguimiento ya que es de las ultimas tareas de los diputados, al igual que la interpelación de ministros (imagino que se llevaran unos sus diítas haciéndoles no menos de 300 preguntas a los mismos, con razón nunca que terminan). Refiriéndonos a la primera; algunos empresarios, personajes públicos y otras personas, han criticado – entre otras cosas – que viola derechos constitucionales y agrava la crisis económica y mientras todo esto sucede, el gobernante también suspendió todas sus actividades oficiales, referían algunos matutinos.

Dicha intervención del gobierno y solicitud a hacer hincapié a la decisión tomada por parte del presidente específicamente, que de hecho, hasta escuché de su propia boca (por medio de una conferencia de prensa) instando a acatar la misma y sugiriendo que se evitara cualquier tipo de reunión y/o evento masivo, digamoslo así… ME VALIO MADRES!

Busqué en un diccionario (para variar) y encontré dos definiciones a la palabra calamidad:

1. f. Desgracia o infortunio que alcanza a muchas personas.
2. f. Persona incapaz, inútil o molesta.

fuente: Diccionario de la Real Academia Española

Con lo cual llegué a la siguiente conclusión:

– Que decretaran “estado de calamidad” (que se refiere a una desgracia o infortunio que alcanza a muchas personas) por medio del presidente (o sea, una persona incapaz, inútil y SOBRE TODO molesta) … me peló! – jajaja.

Dejando por un lado tanta pendejada que no amerita mas eco, ya que los diarios, blogs y demás medios, han redundado enormemente en lo mismo, lo que sí, es que debo decir que me parece una medida estúpida (cosa que no dicen los matutinos).

La cosa es que no siendo negligente, pues el fin de semana se prestó para hacer caso omiso a dicho decreto. El sábado le celebramos su piñata a Juan Andrés, ya que cumplió 2 añitos. Y créanme, estaba mas ahuevado por las lluvias que por cualquier “calamidad” que se presentara de tipo contagiosa. Por otra parte, gracias a que mi brother Marlon me proporcionó sillas, mesas y toldos, supimos obviar un poco la inclemencia del tiempo. Nos la pasamos de ahuevo con el buen show del ; comimos, se quebró la piñata (de Spiderman, como era de esperarse), partimos el pastel y los niños estuvieron felices junto con sus papás. Y todo concluyó de la manera mas estupenda, con lluvia, cafecito con la familia y Juan Andrés abriendo sus regalos. (luego subo algunas fotos)

El domingo, comimos con mi mama, junto con mi familia y de nuevo todo salió nítido y nos la pasamos bien. Uno de mis hermanos probó el sancocho (que es un caldo que lleva gallina y carne de res) y quedó fascinado. Lo único lamentable es que no pude viajar al pueblo a darle un caluroso y fuerte abrazo a mi otra madre y a mi abuelita… eso sí me entristeció. Ni modo, no me puedo partir en dos, pero ya habrá tiempo, aparte de que quiero ver el asfalto, ya que pensé que iba a morir antes de presenciar semejante acontecimiento.

Por cierto, el día de la madre, es de esos festejos donde hago un poco la excepción, ya que detesto todo mercantilismo que te obliga a que compres un regalo y que si no lo haces, entonces no querés a tu mama; ahora que recuerdo, seguramente hice algun post sobre eso, pero de aquí a que lo encuentre, mejor ahí la dejo.

Para terminar, fue un fin de semana redondo, donde por cierto todavía tengo algun resentimiento fisico o de cansancio mas bien, pero satisfactorio y donde nuevamente, no dejo de sorprenderme de tanta idiotez y es que insisto en querer dejar de “criticar” al gobierno pero es imposible, no puedo evitar el cagarme de risa de tanta mulada (y a la vez emputarme). Ni modo, reír por no llorar creo que es la consigna.

saludos.