Archive: charadas

Apelativos de las partes del cuerpo.

 

charadas, muladas

Grandes cantidades de apodos y sobrenombres han sido puestos desde hace mucho a las diferentes partes que componen y arman nuestro cuerpo humano. Claro, no voy a descubrir el agua azucarada, pero voy a mencionar algunos de los que me recuerdo.

(more…)

‘¿Querés tomar algo?…’

 

charadas, desahogos

«… pues tomá tus cosas y andáte a la mierda»; fue el dicho, chiste o la frase que contara David y que éste a su vez, la escuchó de Othmar, en fin, sepa putas quién la dijo, pero me cagó de la risa.

(more…)

Bienaventuranzas.

 

charadas, muladas

  • Bienaventurados los que hoy buscan; ya que si le ponen huevos, encontrarán.
  • Bienaventurados los que no tienen; ojalá alguien les enseñe a “tener”.
  • (more…)

Un viajecito en bus urbano

 

foto por: el “Enano” (en un post de http://blog.tayuyo.com)

La foto anterior demuestra la precaria, eterna y al parecer interminable situación de todos – sin excepción – los usuarios del transporte público de este bendito país. Hago la aclaración que este post lo quise ilustrar con una foto mía, es decir tomada dentro de un bus, pero no se ahueven que mañana o pasado o cuando vuelva a irme en bus la tomo, chish la miesh…

En estos últimos días he viajado en bus, por muchas razones, mismas que precisamente cuando iba dentro, me hacían recordar por qué compré mi primer carro hace muchos años. Es difícil, pero es cierto. Así que haré una reseña rápida y precisa. Para ser mas exactos, les contaré cómo fue mi último viaje en bus antier (lunes 26).

(more…)

Es que no hay trabajo!

 

charadas, desahogos

Así me dijo la otra vez la “cuqui”, por supuesto, con su tono de patojita fresa. En primer lugar, ni tan patojita es la pisada y en segundo, ni tan fresa; lo que pasa es que tiene ese complejo de snob y wannabe que solamente con decirle las mierdas en la cara, se lo he quitado la mayoría de veces. No me chingues!, le he dicho, no seas tan llena de mierdas, ponéte a vender comida o algo así… jajaja cierto, me pelé un mi cacho, pero sino no aprende.

Pero vamos por partes. Trabajo:“Ocupación que ejerce habitualmente una persona a cambio de un salario”. Sí, así se denomina a esa palabra, según Wordreference.com y que muchas veces se tergiversa, según el usuario final, digamoslo asi.

Algunas personas realmente abusan de esta palabra, yo por ejemplo, siempre he destacado que la mayoría de los “cuidadores de carros” son unos de ellos; de hecho, creo que ni debería llamarsele trabajo, ya que es una verdadera extorsión. “Le cuidamos su carro” dicen a cambio de Q.20 ó en caso contrario, te “atenés” a que tu carro no lo encontrés como lo dejaste. Claro, no faltará el cerote que me venga a decir, sos un agarrado, pero no se trata de eso, se trata de que… ah! otro día les explico.

(more…)

Caminando por la séptima avenida, zona 1.

 

charadas, espyder, mi vida

De las malditas ironías de la vida, resulta que tengo dos carros, pero uno lo tengo en un predio, en calidad de venta por supuesto, mientras que el que tengo en uso, está en mantenimiento en el taller. Razones por las cuales, luego de no andar a pie por la ciudad durante bastante tiempo y después de ir a dejar a Mrs. espyder, decidí caminar.

Todo empieza con un cigarrillo que compré en una tienda frente a Casa Presidencial, o sea, sobre la 6ta. avenida; me atravesé y al momento de encenderlo, vi de re-ojo que venía tras de mi el diputado Mario Taracena, por cierto, me extrañó sobre manera que estuviese charlando por teléfono y sin ningun guardia de seguridad, se veía como cualquier otro mortal guatemalteco, como yo por ejemplo. Sin ser shute y sin querer queriendo, escuchaba su conversación, misma que interrumpí, al atravesarme mejor la calle (sobre la 5ta.) y enfilar la séptima avenida. Sí, es de esos trips que tenía ratos de no hacer, caminar y caminar.

Justo pasé frente a Tacos Tequila y recordé cuando frecuentaba ese lugar, cuando no era tan visitado como ahora; es más, recordé cuando con los cuates de la cuadra, incluído el @SiRGt, una vez presenciando el cortejo procesional de “Jesús del Consuelo” (si mal no estoy) en el parque central, decidimos ir por el Parque “Isabel La Católica” a ver el anda con luces (aunque creo que la razón primordial era seguir viendo culitos, xD), en fin, jamás llegamos al mencionado recinto, ya que se nos cruzó un embotellamiento enorme precisamente en Tacos Tequila.

(more…)

Treinta y Uno y… “Alive and Kicking”

 

“Alive and Kicking” es una estupenda canción de Simple Minds y siempre me ha encantado y como verán que últimamente me ha valido madres poner un título decente para un post o peor aún, escribir algo realmente decente y que valga la pena; ajá! ahora caigo en la cuenta de que por eso no hay tanto tráfico por aquí, jajaja.

Cumplí recientemente 31 años, los he vivido bien, realmente no me arrepiento de nada y bla bla bla; y por lo mismo, se me ocurre que no volveré a postear sobre mi cumpleaños; la Norita, que es mexicana, me diría ya chole con eso wey!. Sin embargo y aprovechando la nota, ahora que celebré mi diablo en San Marcos, me dediqué a eliminar archivos de mi teléfono (sí, tuve tiempo de sobra) y me encontré algunos que grabé con Javier y el Pancho, dos brothers con quienes juego regularmente a media semana Texas Hold`em, Póker e incluso hasta el conocido popularmente como “cuchumbo”.

Para no hacerles largo el cuento, la mayoría de grabaciones han sido hechas bajo efectos de alcohol, ya entrada la noche y con la chingadera acostumbrada que nos caracteriza al estar jugando. Por supuesto que tocamos tópicos de ámbito nacional, que si los temblores del momento, que si hubo manifestación, que si Joviel Acevedo se la sigue trasquilando (al igual que los jodidos diputetes), que si se descubrió algun desfalco, que si sube la gasolina y la luz, en fin, la cotidianidad de nuestro país _ nótese el sarcasmo _ y mientras que Javier, mostrando sus dotes de cantante y pseudo guitarrista, jajaja y aparte que ya me tenían a pija de que publicara un par de “rolitas” (muy entre comillas), pues como diría el gran “Velorio”: ahí les va pisados. En resumen (y antes de que me arrepienta de tanta mulada) , esto va como un homenaje a ese par de pisados, xD.

Escucharán, entre algunos grandiosos arreglos musicales, temas como “Poema al Huevo”, “La Gata”; “Corridito al estilo Nacho Libre” y “Afinando con Nintendo” (que en realidad es Mario Bros. y no lo otro); lo subí primero a Goear (salvando la publicidad) en lo que encuentro algún reproductor mas decente y directo para cada post. Espero que a quienes les caiga el guante, que se lo planten bien y si alguien muestra susceptibilidad, perdón es una simple chingaderita nomas, asi que no se esponjen, jajaja.

Pilas pue! y a ver que día me vuelvo a recordar que existe este blog haha.

ACTUALIZACION:

No sé porque jodidos al abrir el blog suena con autoplay el embed de Goear, así que para que no sea molesto, les dejo el enlace mejor jeje gracias!

P.D.: hay personajes reales en el enlace, pero tómenlo por el lado amable, jajaja.

De “shopping” en la “Termi”

 

charadas, desahogos, muladas

Ahora que me he envuelto más en el mundo de la cocina he tratado de buscar productos más frescos y sobre todo baratos porque, según un mi cuate chef, el precio es determinante a la hora de cocinar.

Sin embargo, es justo y necesario que haga un paréntesis antes de continuar con una de las miles de experiencias que he tenido en el mencionado mercado municipal.

foto obtenida en: www.mercadosdeguatemala.com

Andaba “googleando” algunas fotos de “La Terminal” y me topé con un mapa en wikimapia que tenía la siguiente leyenda:

“La Infame Terminal de Buses de la Zona 9, cueva de ladrones y pillos de toda calaña.”

A lo que le continuaban, entre otros comentarios, el siguiente:

“…el hijo de puta que puso eso de la terminal no sabe ni mierda y seguramente es un homosexual que nunca sale de la cañada y de la zona viva”

Dos cosas muy contrarias que hacen que siga con mi post…

Mi madre, formidable cocinera por cierto, tuvo un comedor en un tiempo aproximado de 15 años, pero tuvo que dejar el negocio debido a quebrantos de salud. Con ella fui por primera vez a la Terminal y debo aceptar que siempre me dio miedo, puesto que justamente se ve de todo. Recuerdo que una de esas veces un charita* me pidió pisto, pero me tomó del brazo y recuerdo que desde entonces no tolero que ninguna persona de la calle que haga eso, se me hace muy intimidatorio. Vi muchas cosas, por ejemplo, las prostitutas que se mantienen en las casuchas que casi colindan con la sexta avenida.

Pero, hoy por hoy, es de mis lugares favoritos para ir a comprar muchos productos, frescos y a un excelente precio. Por eso, retomando el “paréntesis” anterior, me causan un poco de risa los diferentes argumentos de la gente; o sea, si voy a comprar a la “Terminal” soy un pobre y de clase baja; mientras que si compro en el “Super”, entonces sí soy de clase alta y de mas categoría. ¡Perdonen muchá! pero Yo levanto la mano, hago un paso para atrás y digo: ¡No pienso de esa manera tan estúpida!.

Hago un ejercicio rápido:

Me encanta la cebolla morada y fui a una tienda muy conocida que importa productos, a la cual se puede ingresar única y exclusivamente con membresía y con la novedad que no había, solo compre otro par de cosas (entre ellas una botella de añejo que realmente estaba barata… por mula no me la llevaba xD). Luego me pasé a otra tienda que queda por la 18 calle, por mi casa, que pertenece a una cadena trasnacional muy conocida también, llamada “Walmart” y me topé con la novedad de que ahí la libra de dicho producto costaba apenas Q.1.90, cosa que me pareció un excelente precio. Mientras que, finalmente, este domingo que fui a la “Termi” compré la libra a Q.5.00 y ni a putas le pude regatear. Es por eso que insisto en que la gente tiene ese maldito espejismo de aparentar algo que no es, solo me puede causar risa o si acaso lástima, pero ni modo, como yo no me complico mi corta vida, mejor ahí la dejo.

Así es damas y caballeros que les aconsejo que vayan a “La Terminal” (aunque mucha gente también me ha recomendado el “CENMA” pero eso sí se me hace muy lejos), pero de repente les funciona. Sugiero compren pescado, es muy fresco y hay hasta para tirar para arriba. Los espárragos, que me encantan asados, son pero baratísimos, mientras que la otra vez por idiota pagué casi Q.40.00 en el “super”, ni modo… me la hicieron.

Así es mara que al final, compren donde se les ronque la gana, pero coman frutas y verduras… este consejo les doy porque espyder su amigo soy 😛

pilas!

*charita: persona alcohólica en deplorable apariencia

P.D.: BTW, le llamo “la termi” porque un día me lleve a la pisada de la cuqui, si la recuerdad verdad? jajaja

Los métodos de castigo de espyder

 

charadas, muladas

Cuando se habla de castigos, ejecuciones y otras prácticas físicas, creo que es bueno contemplar que el tema psicológico incurre mucho en lo que a correcciones y escarmiento se refiere.

Me vino este tema a la mente una noche que dormía de la forma mas placentera y que fui despertado bruscamente por un ruido estridente de algún varón que decía: “voy a llamar a la policía ce**te”, mismo que acompañaba a su pareja – presumo – quien replicaba: “dejálo martín, dejálo!!!”. Era el resultado de una trifulca protagonizada por unos vecinos y quienes recalcaban que un ladrón quería matarlos. Sabrá Dios si es verdad, si realmente era un ladrón, o si era el amante de la mujer, o del hombre o que chingados sé yo, pero me despertaron.

Esto me recuerda una oportunidad, la única por cierto, en la que se metieron a robar a mi casa. Antes les cuento que mi casa, en zona 1, es de las talladas y fabricadas a la antigua, que cuenta con un patio algo grande y abierto, digamoslo así. El ó los ladrones, se llevaron un par de zapatos míos, alguna ropa tendida en el lazo y la bicicleta de mi sobrino que montó en un par de ocasiones nada mas, entre otras cosas.

Mi viejo (Q.E.P.D.) tuvo la idea de mandar a construir una reja y así dejar inaccesible, para la gente extraña a casa, el ingreso. Pero regresando al vergueo protagonizado por mis vecinos, recuerdo que luego de regresar de shutear en la ventana, me acosté nuevamente y no pude dormir, pensé entre otras y muchas estupideces, que forma puede ser la ideal para tratar de castigar a los ladrones, OJO que yo sí hablo de castigo, no de llevarlos a “purgar” una pena a una cárcel local, mismas que no tendrían que envidiarle nada a algún hotel de 4 estrellas por lo menos, claro, esto es para quienes tienen recursos y no como los chatíos que van a realizar “talacha” y que a ellos si se los carga la bruja. O como los antiguos castigos en los tiempos de represión y de tortura donde entre las mas peculiares se encontraba “la capucha con gamesán”, tampoco.

Así que a continuación los castigos mas temibles y dolorosos (mismos de los cuales, yo mismo serví de raton de pruebas y estuvo algo difícil la onda):

1.- Hacer que bailen tantas veces la “Macarena” hasta que los brazos queden entumecidos.
2.- Hacer que bailen tantas veces el “Meneíto” hasta vomitar de tanta maldita vuelta.
3.- Escuchar la discografía completa de Thalía (en este se puede tener la opción de alternar con Paulina Rubio, Pilar Montenegro y similares).
4.- Ver temporadas completas de los Teletubbies.
5.- Ver cantar a dos diputados del congreso de Guatemala, que para mí (que sí los escuché en vivo, en un evento) es una verdadera tortura.
6.- “Escuchar” un discurso completo del presidente de Guatemala O_O
7.- Tener una conversación en inglés con una de las ex-Miss Guatemala laaarga y tendida.
8.- Insististiría un cacho en el Chajalele (jaja apuesto a que con este ya no vuelven a chingar).

En fin, hay variedad de verdaderos castigos y torturas e incluso pueden mencionar ustedes y hacerme el favor de sugerir, no sin antes, dejarles una que creería, sería una tortura epica y para la posteridad:

(escuchar una rolita completa con este mister)

Pilas banda!

¿Qué hacer cuando metes la pata?

 

cagues de risa, charadas

Cuando la cagás pues… así como yo, la última vez que me encontraba con unos cuates que me eché una trastada marca acme.

Bueno, deben saber las personas también que pajero soy, mas no clarividente.

Resulta que platicando con una amiga le pregunto: ¿y que tal *alberto?, mientras que en sus ojos había un gran signo de interrogación y asombro… ¿quién? – me contesta – ¿tu novio? – le digo – pues fíjate que ya no somos nada – me dice –

Yo por supuesto con una gran cara de cagado, quise haber sido avestruz y meter mi carota en la tierra, ya que al tiempo que le pedía disculpas, otro cuate presente, me confirma evidentemente que ya no seguían juntos; ah! y que no era su novio, sino su marido, jajaja doble cagada dije yo.

(more…)