“servicio al cliente” -> falleció

 

basura diaria, desahogos

imágen obtenida en y modificada por espyder

Sin embargo, creo que es un tema muy recurrente el hablar del “cliente” o el servicio a este. Primero porque en ambas partes siempre hay ciertas excepciones, por ejemplo en el lado de quien presta el servicio/producto, puede haber negligencia, desinterés o simplemente desatención. Y por otro lado – el cliente – puede haber, prepotencia, equivocación y sobre todo abusivez. Siempre me ha gustado pensar que hay que atender a la gente como nos gustaría ser atendidos, es una premisa o un ejercicio muy bueno. T Shirt Ralph Lauren Soldes Entonces no entiendo realmente, porqué pisados siempre tienen que atenderte con el gran hule, tirándote y somatando las cosas, haciendo gestos y muecas cuando preguntas de nuevo el menú (en el caso de un restaurante) o sencillamente que te digan “no hay!”. Puta, deveras que vivimos en un mundo de locos y donde nadie sabe lo que tiene debe hacer. Antes de seguir, debo comentarles que la mayoría de veces no he estado de acuerdo con las frases “El cliente es el Rey”, “El cliente es primero” ó “El cliente siempre tiene la razón”. Creo que ya son frases pasadas de moda, mismas que, el cliente precisamente, puede abusar de dichos atributos. Pero bueno, en todos lados se cuecen habas dicen. La verdad, para nadie es un secreto que a algunas empresas sencillamente les vale madres como tratar a sus clientes, ufff! pudiese mencionar un chingo, pero me limitaré a solamente analizar ¿porque jodidos ocurre eso? Una de tantas respuestas y/o hipótesis posibles, es que no tienen a la gente adecuada para “atender”. Claro! si tenés a un chatío que atienda como se le ronca el culo, pero le vas a pagar menos y te ahorrarías lo de tres empleados mas, vale la pena! Ojo! eso realmente no siempre significa éxito, baja en costos talvez, pero no prosperidad. Para mí, el sentido común va muy amarrado con el servicio al cliente, lamentablemente casi nunca se ponen en práctica. Tengo bien grabado aún, un día que fui a una de las empresas mas grandes en productos relacionados con electricidad, en la cual, Entré como a las 5:45, sabiendo que cerraban a las 6:00; o sea que estaba en tiempo, pedí al tendero una pinche, solitaria y minúscula lámpara de luz y el HDP, primero ni me vio a la cara (seguramente estaba cuadrando o algo, porque parecía coche, viendo para abajo y usando la calculadora) y segundo se limitó a responder a mi petición un: “ah, no hay usté!”. En ese momento, le dije “gracias” y me di la vuelta, echandole cualquier cantidad de maldiciones. Pero al mismo tiempo me puse a pensar, como putas no iba haber una lámpara en ese lugar? es como si fuera a Campero y me digan “fíjese que ya no hay pollo”, no hay derecho hombre! Otras veces, he notado que se afanan en aplicar: “como te veo, te atiendo”; cosa con lo que también estoy en desacuerdo, pero ahí entra un sinfin de cosas y trasfondos sociales que mejor a ese vergueo no me meto, ya tengo suficiente con las últimas semanas “que los ricos, que los pobres”. Pero sí puedo decir que también detesto eso. Ejemplo: viene un cerote la otra vez a la oficina a ofrecerme computadoras, se quedó viendo alrededor (incluyendome) y me dice: “mire, a usted no le voy a vender lo mas caro” Puuta! dije yo, inmediatamente lo mandé a la mierda con la excusa que no me interesaba su equipo obsoleto. Vendedor mas inepto, me preguntaba cuantas personas le habían comprado ultimamente? que triste realmente… En fin, es una mierda que siempre te “atiendan” como si pedís un servicio/producto de regalado. Sin embargo, pude experimentar que algunas veces el cliente sí tiene la razón y ahí es donde quiero terminar este post y centrarme en algo. Con Mrs. espyder, bueno mas bien ella, arregló un negocio para dar comida a un grupo de personas y ya haciendo alarde de nuestros dotes de cocineros (de ambos) nos decidimos lanzar al agua; con la unica observación que se nos pidió el servicio (tres tiempos de comida, para un fin de semana) un día antes, con lo cual, le aseveré a aquella que era muy poco tiempo, sin embargo, no me quedó de otra que entrarle… El desayuno lo servimos perfecto, muy completo, higiénico, barato y sabroso. Pensamos, para ser primera experiencia no está mal!, sin embargo, la debacle sucedió en el almuerzo, ya que – como dije antes – no teníamos mucho tiempo, así que llegamos con 45 minutos de atraso a dejarlo. En el camino, analizaba y pensaba que debiamos rebajarle el precio por el inconveniente y aunque perdieramos plata, cosa que no ocurrió, porque nos mandaron a la mierda con todo y comida. Moraleja: El cliente tuvo sobrada razón! Creo que hay que seguir aguantando abusos por parte de algunas empresas… Short Philipp Plein Homme Pero también, hay que seguir aguantando “clientes” que con prepotencia y sacando la billetera, van a pedir que se les guise un pato de patio de Coatepeque y que en ese mismo momento se les vaya a traer…

Comments

  1. Memo says:

    Saludos mano! te perdiste por un buen tiempo.

    Eso del servicio al cliente lo llamaría yo (en muchas empresas de nuestra querida Guatemala) “cultura del mal servicio al cliente”. Es como cuando la mara va donde las putas y paga por amar y ni se mueven las cabronas.

    A mi me ha pasado infinidad de veces, toparme con mara que casi que me da una patada en el cutete. Por ejemplo una vez fuí a una venta de comida rápida (me reservo el nombre por ética) y yo pedí la comida sin mayonesa y casi que le echaron ración extra de mayonesa, cuando reclame (suena fuerte en algunos casos, pero como cliente estaba en todo mi derecho de hacerlo) y la cuata que me atendió saco su manita (estaba tocando pisto y ni me quise inmaginar que acababa de salir del baño o algo parecido a huevos sin lavarse las manos) y removió la bendita mayonesa con su suave y delicada mano y me dice “listo”. No sabía si reír, llorar, encabronarme o que, al final le dije que ya no quería la comida y que me devolviera mi dinero. No recupere nada del dinero pero le hice ver que su atención era pésima, le peló y de plano me recordó a mi querida señora madre.
    Desde ese día no visitó esa cadena de restaurantes, mano creeme que así pasa en varios lados y la gente no hace nada por mantener ni recuperar clientes.

    En fin.

    Saludos y pilas my friend.

  2. robertogt says:

    Yo hasta me siento extrañado cuando se nota aquella amabilidad bien agradable en algun lugar, estoy de acuerdo que muy pocas empresas le dedican bastante a mejorar sus servicios de atención al cliente, aunque a veces me trato de poner en los zapatos de esas personas que lo atienden pésimamente a uno, me trato de imaginar o creer que hace ratitos acaba de atender a un cliente abusivo, culero .. bueno, que se yo, y por eso anda así, a veces no lo logro, y lo pero es que a mi me para sacando de onda también … mejor para ya sentirme bien me digo que seria peor si yo fuera así como esa persona jajaja.

  3. espyder says:

    @Memo:
    Francamente el caso que contas de la comidad rápida, es muy frustrante. Y como digo, porque no se ponen a pensar que si ellos van a otro restaurante a comer, les puede suceder lo mismo? Y en casos como ese, yo sí le he rayado la madre a quien me atiende mal, porque se paga por el servicio y lo estan prestando mal. pilas compadre!

    @robertogt:
    Si vos, se siente calidad que te “atiendan” en todo el sentido de la palabra y generalmente es donde se supone pagas mas caro por algun servicio o producto, pero siempre hay excepciones. Y justamente como decis y creo que entonces entendiste mi post, que también hay clientes que les vale madres gritarle a una persona o ser un completo abusivo, ni modo brother, a lidiar con todos, jajaja. saludos!