Maestros que nunca se olvidan.

 

En primer lugar, la vocación de maestro es una de las más importantes, de las más envidiables, de innata vocación, pero lamentablemente de las profesiones peores pagadas. Mi hermana es maestra y aunque ya tiene más de 18 años de trabajar en el mismo colegio (imagino que le han subido el sueldo de forma significativa), siempre llega cansada, pero a la vez con un semblante de satisfacción.

Haciendo retrospectiva y sobre todo recordando frases típicas de la gente, me recordé de un par que tenían algunos de los maestos ilustrísimos que me dieron clases y me enseñaron un montón de cosas.

Estudié la pre-primaria en una escuela pública a una cuadra de mi casa, recuerdo a dos extraordinarias maestras quienes fueron las que me enseñaron (o terminaron de) a leer y escribir; la seño Yoli y la seño Rita, lamentablemente no recuerdo los apellidos, de hecho, apenas puedo recordar sus caras, eso sucedió hace mas de 25 años, así que comprenderán. Sin embargo, recuerdo con gran aprecio, lo que aprendí en la “escuelita” de por mi casa; fueron tiempos memorables.

Cuando mi madre decidió meterme al Glorioso y Bicentenario Infantes, también tuve grandes profesores. En segundo primaria o en tercero no recuerdo bien, me dio clases la maestra Maria Eugenia Donis, una brillante maestra, no por nada la recuerdo hasta ahora.

De los más memorables y de quienes definitivamente aprendí muchísimo estan, el gran Luis Micheo, que impartía Física Fundamental; recuerdo que era liceísta de pura cepa y tenía aquella frase que lo inmortalizó para siempre: “Sasoon”

Foto obtenida en http://kesigndesign.com

Sí, aquella marca de jeans cuyo logo, por demás esta explicar a lo que evocaba el profe Micheo, al mencionarlo y aún era más cague de risa (y ahuevamiento por supuesto) cuando hacía con la mano, aquella advertencia de que podíamos sacar “0″ si nos poníamos mulas en las clases, hehe.

Otro de los grandes maestros recordados es el profe Julio Estrada, me dio clases de Idioma Español. Poseía una de las frases más emblemáticas y por supuesto mate de risa:

“… y para los cabezones del ¿cómo así?; pues ahí les va”

Por supuesto que la decía cuando más de alguno no entendía (o realmente lo hacían por chingar, para que el profe la dijera), excelente maestro y gran persona.

El profesor José Luis Carcúz, que es a quien más he admirado sin temor a equivocarme, una verdadera institución para impartir sus clases, me parece que muchos de los ex-Infantes pueden avalar lo que digo. Un hombre sencillo, pero con una disciplina irrefutable. Mil gracias al profe Carcúz a quien por cierto, encontré en Facebook y la verdad me dio un gusto enorme.

Otro profesor a quien, dicho sea de paso, le aprendí el inglés que sé (no soy traductor jurado, pero me defiendo haha) Miguel Angel Maldonado (si no me equivoco de su apellido), fue un maestro excepcional y en una oportunidad, después de que bromeó con la frase “cheese-each” (queso-cada), refiriéndose a que si no estudiabamos, eso precisamente nos pasaría; empezaron va de chingar todos en la clase.

Y así podría continuar, pero realmente quiero dejar en mis recuerdos de posteridad, cada frase, cada enseñanza, cada palabra que recibí de cada maestro; por mencionar a otras grandes instituciones en la pedagogía del Bicentenario: Víctor Hugo Barillas, Los Hermanos Florián, Manolo Dávila, Mauricio Chaulón (a quien me encontré la otra vez), Ramón “moncho” Vásquez, Francisco Góngora, Salvador Ponce, Sergio Hernández, el profe Alfredo Caxaj, Hugo Villegas y muchos otros más que al terminar este post no recordé, pero que sin duda también marcaron mi vida estudiantil y a quienes aprecio hasta el día de hoy.

Los dejo con una rolita que me hallé en la red y que me gustó mucho; y que me recuerda a mi pequeño Juan Andrés cuando lo veo haciendo sus tareas; bueno… los dibujos que le dejan para hacer en este su primer año del cole, hehe.

Esto es un homenaje a esos maestros con un respeto y cariño inigualable y a mi hermana por supuesto y para que vean que no solamente estupideces se publican en este blog.

Pedro Mari García Franco – Tu me enseñaste a volar

2 comments... add yours!

  1. Gustavo de leon - May 2, 2011

    Mano, felicidades por este post y la verdad deberiamos de ponernos de acuerdo todos los exalumnos para rendir un homenaje a dichos personajes que mencionas (yo agregaria al profe Ruano también) que han dejado una huella en la historia del Glorioso y Bicentenario Colegio San José de los Infantes al enseñarnos valores y tratar de formar a buenas personasa para la vida.

    Como reza una frase del Himno del Colegio “A quien lucha por Dios con empeño, se le puede en la tierra premiar”

    Bicentenario Campeon!!

     
  2. espyder - May 2, 2011

    Sí, la verdad que me faltaron varios y eso es lo triste de poner lista, porque mas de alguien se escapa, pero gracias por mencionar al profe Ruano. Saludos!

     

Leave a Reply