Archive: February 2011

Maestros que nunca se olvidan.

 

En primer lugar, la vocación de maestro es una de las más importantes, de las más envidiables, de innata vocación, pero lamentablemente de las profesiones peores pagadas. Mi hermana es maestra y aunque ya tiene más de 18 años de trabajar en el mismo colegio (imagino que le han subido el sueldo de forma significativa), siempre llega cansada, pero a la vez con un semblante de satisfacción.

Haciendo retrospectiva y sobre todo recordando frases típicas de la gente, me recordé de un par que tenían algunos de los maestos ilustrísimos que me dieron clases y me enseñaron un montón de cosas.

(more…)