Archive: October 2009

De “shopping” en la “Termi”

 

charadas, desahogos, muladas

Ahora que me he envuelto más en el mundo de la cocina he tratado de buscar productos más frescos y sobre todo baratos porque, según un mi cuate chef, el precio es determinante a la hora de cocinar.

Sin embargo, es justo y necesario que haga un paréntesis antes de continuar con una de las miles de experiencias que he tenido en el mencionado mercado municipal.

foto obtenida en:

Andaba “googleando” algunas fotos de “La Terminal” y

“La Infame Terminal de Buses de la Zona 9, cueva de ladrones y pillos de toda calaña.”

A lo que le continuaban, entre otros comentarios, el siguiente:

“…el hijo de puta que puso eso de la terminal no sabe ni mierda y seguramente es un homosexual que nunca sale de la cañada y de la zona viva”

Dos cosas muy contrarias que hacen que siga con mi post…

Mi madre, formidable cocinera por cierto, tuvo un comedor en un tiempo aproximado de 15 años, pero tuvo que dejar el negocio debido a quebrantos de salud. Con ella fui por primera vez a la Terminal y debo aceptar que siempre me dio miedo, puesto que justamente se ve de todo. Recuerdo que una de esas veces un charita* me pidió pisto, pero me tomó del brazo y recuerdo que desde entonces no tolero que ninguna persona de la calle que haga eso, se me hace muy intimidatorio. Vi muchas cosas, por ejemplo, las prostitutas que se mantienen en las casuchas que casi colindan con la sexta avenida.

Pero, hoy por hoy, es de mis lugares favoritos para ir a comprar muchos productos, frescos y a un excelente precio. Por eso, retomando el “paréntesis” anterior, me causan un poco de risa los diferentes argumentos de la gente; o sea, si voy a comprar a la “Terminal” soy un pobre y de clase baja; mientras que si compro en el “Super”, entonces sí soy de clase alta y de mas categoría. ¡Perdonen muchá! pero Yo levanto la mano, hago un paso para atrás y digo: ¡No pienso de esa manera tan estúpida!.

Hago un ejercicio rápido:

Me encanta la cebolla morada y fui a una tienda muy conocida que importa productos, a la cual se puede ingresar única y exclusivamente con membresía y con la novedad que no había, solo compre otro par de cosas (entre ellas una botella de añejo que realmente estaba barata… por mula no me la llevaba xD). Luego me pasé a otra tienda que queda por la 18 calle, por mi casa, que pertenece a una cadena trasnacional muy conocida también, llamada “Walmart” y me topé con la novedad de que ahí la libra de dicho producto costaba apenas Q.1.90, cosa que me pareció un excelente precio. Mientras que, finalmente, este domingo que fui a la “Termi” compré la libra a Q.5.00 y ni a putas le pude regatear. Es por eso que insisto en que la gente tiene ese maldito espejismo de aparentar algo que no es, solo me puede causar risa o si acaso lástima, pero ni modo, como yo no me complico mi corta vida, mejor ahí la dejo.

Así es damas y caballeros que les aconsejo que vayan a “La Terminal” (aunque mucha gente también me ha recomendado el “CENMA” pero eso sí se me hace muy lejos), pero de repente les funciona. Sugiero compren pescado, es muy fresco y hay hasta para tirar para arriba. Los espárragos, que me encantan asados, son pero baratísimos, mientras que la otra vez por idiota pagué casi Q.40.00 en el “super”, ni modo… me la hicieron.

Así es mara que al final, compren donde se les ronque la gana, pero coman frutas y verduras… este consejo les doy porque espyder su amigo soy 😛

pilas!

*charita: persona alcohólica en deplorable apariencia

P.D.: BTW, le llamo “la termi” porque un día me lleve , si la recuerdad verdad? jajaja